Ambiente familiar

      El espacio de aprendizaje es un hogar ya que abogamos por la importancia de que la salida de su espacio de seguridad, a tan corta edad, no suponga un cambio tan brusco. Es por ello que tratamos de crear un espacio seguro, acogedor, familiar y preparado en nuestra propia casa. Se busca generar un ambiente materno similar al del propio hogar, pero lleno de posibilidades. Cuyo papel del adulto es el de acompañante dando presencia y seguridad para que los/as pequeños/as se sientan libres de elegir su camino de desarrollo, sin necesidad de intervención adulta sientiéndose queridos y atendidos.

Materiales 

      El espacio y los materiales están preparados y pensados para el desarrollo de los/as niños/as y se va trasformando según las necesidades de los/as pequeños/as. Los materiales están siempre pensados para fomentar el movimiento y juego libre. Ya que uno de los principales pilares del espacio es fomentar que los/as pequeños/as sean los protagonistas de su aprendizaje. Es el ambiente preparado el que actúa como agente motivador y permite a cada uno/a escoger su patrón de desarrollo.

      El ambiente está pensado con sumo mimo, cuidando cada detalle, cada elemento y cada material para dar lugar a un espacio rico, seguro y motivador. Los materiales están pensados para desarrollar múltiples destrezas, y con una carga importante a nivel sensorial, ya que se procura que no sean de plástico, sino de madera la cual aporta un peso, una textura...

Grupos reducidos

       En los hogares de las madres de día tan solo se acoge a un máximo de 4 pequeños/as. Esto es para poder atender de manera individualizada a cada uno y dar la atención que cada uno/a se merece. 

      Además estos grupos reducidos permiten salir al medio natural con seguridad, el cual es uno de los pilares del proyecto. Y permite atender a las necesidades de cada uno/a sin que el resto se sientan desatendidos.

Juego libre

      El juego libre está destinado, principalmente en esta etapa, para el desarrollo motor, tanto fino como grueso, permitiéndose con ello conocerse a si mismo, el entorno, así como su cuerpo y las posibilidades que este le permite. 

       En todo momento pueden elegir qué actividad desean realizar, logrando potenciar la capacidad de toma de decisiones basada en el interés propio. Ellos mismos escogen entre las diferentes opciones que les brinda el espacio. 

Pilares del proyecto
  • ​Espacios y materiales adaptados a las necesidades. 

  • Ambiente de confianza, amor, seguridad y atención individualizada.

  • Salidas frecuentes al medio natural y diarias al parque.

  • Dificultades adecuadas al momento evolutivo del niño/a. 

  • Acompañamiento cercano de baja intervención.

  • El niño como protagonista de su desarrollo.